20/5/09

Testamento de miércoles


Quiero aclarar que este testamento
no es el corriente colofón de vida;
más bien se trata de un legado frágil,
vigente sólo hacia el final de un día.


Digamos, pues, que lego para el jueves
las inquietudes que me puso el martes;
cambiadas sólo un poco por los sueños
y esa tristeza que es inevitable.



Descansa en paz, Mario. Y para los que nos hemos quedado aquí, que siempre suenen sus versos, por ejemplo cantados por Joan Manuel.


1 comentario:

turistaentupelo.com dijo...

Los Formales y El Frío.

Él probó sólo falta que me quede a dormir
y ella probó por qué no te quedas
y él no me lo digas dos veces
y ella bueno por qué no te quedas
de manera que él se quedó en principio
a besar sin usura sus pies fríos, los de ella,
después ella besó sus labios, los de él,
que a esa altura ya no estaban tan fríos
y sucesivamente así
mientras los grandes temas
dormían el sueño que ellos no durmieron.